jueves, 21 de julio de 2011

conclusión en cursiva con premisas independientes

Aunque sólo hay adentro, es posible salir. Uno sale queriendo salir, y conviene saber que eso es todo lo afuera que estarás nunca. Creo que la libertad no es un estado, sino una fuga constante e infructuosa.
Hace tiempo que no me recuerdo sino corriendo, y quizás eso es lo que siente alguien que se ha liberado.
También pudiera ser que lo antecedente sólo fueran palabras engarzadas por el miedo.
Ya llegó la duda (que convierte el "conócete a ti mismo" en una camama), y la duda siempre exige decisión. Bien, decido: corro porque soy libre; no corro porque sea un cobarde.
Conclusión: uno es lo que quiere ser.
Amen.

3 comentarios:

Krust dijo...

"Tal vez no exista, ante la duda... un SÍ"

Lo escribió el amigo Puntí para una canción, y lo suscribo "en fuga constante e infructuosa" como bien dice usted. Ante cualquier adversidad añadiría yo...

drfloyd dijo...

la huida es una voluntad, pero de qué? ciertamente no hay cobardia cuando se tiene conciencia de los barrotes que llevamos dentro, tal como Kafka lo dijo en algun momento.

Adrián Rios dijo...

Amén.