jueves, 26 de abril de 2007

naufrago

Pienso en un naufrago, en el mensaje que manda con la botella. ¿Qué habrá escrito? ¿será una descripción de su paradero o se limita a describir sus amaneceres?
Este matiz divide en dos a los escritores. Unos piden auxilio, a su mendacidad; otros sólo escriben, porque quieren.

3 comentarios:

Mr.Fozzil dijo...

Otros sólo quieren llenar la botella cuando la vacían... Salud!

drfloyd dijo...

otros mandan a buscar botellas para arriesgarse a no escribir ni un mensaje, suficiente con perderlos al despertar.

Nómada dijo...

estoy bien.stop.
no me busquen.stop.
prefiero imaginaros.stop.
jamón si me pueden mandar.gracias.