lunes, 25 de marzo de 2013

conocimiento a posteriori, nimio e inverosímil

Escribir es, por ejemplo, escribirse o, mejor, descubrirse, pasado el tiempo, en el despliegue de una historia, de un relato, y de los personajes que aparecieron. Ese escribirse es casual, no buscado, inconsciente. Es la ligazón causal de los aconteceres del relato y las vicisitudes de los personajes lo que, después, nos ofrecerá una panorámica propia.
Hagan la prueba, si han escrito ustedes algo. Hagan la prueba, búsquense en sus creaciones y descubran quiénes fueron cuando las escribieron, si esa nimiedad les resulta interesante, que a mí sí.
NOTA: sólo válido para escritores sin planes previos, para los que escribir sea, como la mayoría de cosas que valen la pena, un encuentro trascendente y sagrado con los azares que nos envuelven y nos circundan y nos albergan y nos trastocan y nos conforman.

3 comentarios:

Paco dijo...

Cierto, Sr. Lobo. Es como mirar una fotografía hecha hace tiempo. Una toma de nuestro interior, que mirada pasado un tiempo, nos revela lo que en ese momento eramos y sentiamos.

Un saludo.

jordi lobo dijo...

Exactamente, una fotografía con el añadido de un amplio e interno contexto, casi la imagen de una fuga.

Saludos, Sr. Paco.

Anónimo dijo...

Thank уоu as well for taking time to leaѵe an assessment,
it really helρs other people for making theіг е-cig getting decision'! Glad to find out you identified a product that worked for you!

My page - green smoke coupon code